España Español English Russian Facebook
Be my Valentine!
  Login or Regístrate
Modules
· Home
· Archivo de Notícias
· Blog
· Buscar
· Comentarios
· Contacto
· Descargas
· Diario de Usuarios
· El Tiempo
· Enciclopedia
· Encuestas
· Enlaces
· España
· Estadística
· Export de notícias
· Famosa del día
· FAQ
· Google España
· Google Spain
· Libro de visitas
· Notícias
· Radio
· Reclamo
· Recomiéndenos
· sitemap
· Temas
· Top
· Tu Cuenta
· TV
· Usuarios
· WAP
· Webcams
España
·  España
·  Población de España
·  Educación en España
·  Cultura de España
·  Economía de España
·  Estado de España
·  Historia de España
·  El Flamenco
·  Regiones de España
·  Eurovisión España
·  Internet
·  Deporte de España
Advertising
Época antigua





La presencia romana en tierras hispanas data del siglo III a.C., con motivo de su lucha contra los cartagineses. Inicialmente conquistaron Cartago Nova (actual Cartagena) en el 209 a.C. y Gadir (actual Cádiz) en el 206 a.C., extendiendo después su dominio por el este y sur peninsulares. En el transcurso del siglo II a.C. los romanos avanzaron hacia el centro y oeste del territorio hispánico, encontrando en algunos casos una tenaz resistencia, como sucedió con los lusitanos, a los que dirigía Viriato, y con los celtíberos, que defendieron heroicamente Numancia. La etapa final de la conquista de la península Ibérica por los romanos estuvo dirigida por Augusto y se desarrolló contra los cántabros y los astures, en los últimos años del siglo I a.C.

Los romanos bautizaron el territorio peninsular con el nombre de Hispania. Dividido en un principio en dos provincias, Citerior y Ulterior, en el siglo III d.C. comprendía las provincias de Bética, Lusitania, Galaecia, Tarraconense y Cartaginense. En el siglo IV d.C. se creó la provincia Baleárica. Roma, que estaba interesada por las riquezas de Hispania (ante todo las mineras), creó en la península Ibérica numerosas colonias y difundió su lengua y su cultura. Ese proceso de romanización se plasmó básicamente en la expansión de la lengua latina y del Derecho romano. Paralelamente Roma creó una importante red de comunicaciones y construyó abundantes obras públicas. En el ámbito de la vida espiritual, Roma estaba interesada en primer lugar en promover el culto imperial, pero también llegó a Hispania en ese tiempo el cristianismo, que ya estaba sólidamente arraigado en el resto del Imperio romano desde el siglo II d.C.

La crisis del siglo III afectó a las provincias de Hispania. Al tiempo que decaían las ciudades se ampliaba la distancia que había, desde el punto de vista social, entre los grupos más poderosos (potentiores) y los más débiles (humiliores). En esas condiciones, a comienzos del siglo V (409) tuvo lugar la invasión de la península Ibérica por los denominados pueblos ‘bárbaros’, todos ellos de origen germánico: suevos, vándalos y alanos. De estos pueblos sólo los suevos se asentaron en Hispania, concretamente en la provincia de Galaecia. Poco después llegaron a la península Ibérica los visigodos, aunque su establecimiento definitivo en Hispania no se produjo hasta el siglo VI, después del fin del Imperio romano de Occidente (476).









Copyright © por España Derechos Reservados.

Publicado en: 2005-08-29 (2034 Lecturas)

[ Volver Atrás ]
Bride.Ru
The Russian localization - project Rus-PhpNuke.com